CNT denuncia listas negras en las empresas auxiliares de Navantia y se solidariza con el trabajador despedido de la Coordinadora

asamblea metal• El sindicato denuncia un caso de despido por vulneración de derechos fundamentales en una contrata de Navantia

• Para CNT el nuevo convenio estatal del metal, que ratifica la reforma laboral de 2012, abre un nuevo escenario en el que es necesario recuperar el sindicalismo combativo

El sindicato CNT de El Puerto de Santa María quiere manifestar públicamente su solidaridad el activista de la Coordinadora de Profesionales del Metal de la provincia de Cádiz que ha sido recientemente despedido de una contrata de Navantia. El trabajador se había destacado en movilizaciones y medios de comunicación por la denuncia del incumplimiento del Convenio Provincial del Metal y la defensa del empleo en la Bahía. La CNT ha ofrecido a este trabajador sus servicios jurídicos con el objeto de lograr judicialmente la nulidad del despido. Además, apoyará todas las movilizaciones que se convoquen con el objeto de readmitir al afectado.

Aunque es difícil de demostrar, los trabajadores sabemos que la dirección de Navantia ha elaborado una lista negra de activistas y está presionando a sus empresas auxiliares para que sean despedidos o no sean contratados. Esta situación es muy peligrosa, y confirma que la democracia se sigue quedando en la puerta de las empresas, incluso de las empresas públicas.

La reciente noticia de la firma del I Convenio Estatal del Metal crea una situación todavía más peligrosa para los trabajadores siderometalúrgicos, pues el gobierno ha impuesto a las partes la inclusión de determinados aspectos de la Reforma Laboral de 2012 que pueden hacer primar convenios de empresa sobre el provincial. Así, si no hay estructuras sindicales sólidas en las pequeñas y medianas empresas del sector, ya no es sólo que no se cumplan ciertos puntos del convenio, sino que pueden convertirlo en auténtico papel mojado.

La postura de patronal y gobierno (compartida por algunos “sindicalistas”) es que dados los elevados salarios no podemos competir en el mercado global. Sin embargo, basar nuestra competitividad en la esclavitud salarial es un mecanismo que nunca ha funcionado (siempre habrá países más baratos). Una de las claves de la competitividad es la calidad del trabajo, y esto sólo se consigue reteniendo el talento de los profesionales gaditanos, promoviendo el respeto de los derechos laborales.

Ante este escenario, la única opción para los trabajadores del metal gaditano es la lucha, la unidad y la auto-organización: fortaleciendo a la Coordinadora del Metal e implantando secciones sindicales que luchen dentro de estas empresas. El sector del metal de la provincia ha estado históricamente en la primera línea de la lucha por los derechos sociales. Estamos convencidos de que en el actual contexto de austeridad, recortes y esclavitud laboral volverá a ser la punta de lanza de la movilización social.

Esta entrada fue publicada en Acción sindical, Asesoría sindical, Convenios y legislación, Sin categoría y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *